domingo, 19 de agosto de 2007

Sólo tú

Aún queda espacio en mi corazón,
la llave no está echada
pero nadie puede entrar
pues una fina tela impide el paso.

espero, soy paciente
ante a lo que mis ojos se muestra
pero es eterno el viaje
subida en este avión.

sorteando los agravios del presente
el navío navega entre nubes
pero las alas parecen quedarse sin fuerzas.

la meta del viaje se desdibuja,
y aún derrumbada la montaña
sigo:
volando,
viajando,
esperando,
y sólo tú sigues puediendo entrar.

Share/Bookmark

0 comentarios: