sábado, 8 de septiembre de 2007

Manuela

Manuela tenía cinco hijos. De familia católica, siempre había pensado que la única estructura familiar válida era la que proponía su Iglesia. Aguantó palizas y borracheras de su marido y a los cuarenta años decidió que valía más su vida que sus principios.
Uno de sus hijos, Antonio, s marchó de casa ya que no soportaba que su madre decidiera seguir viviendo con aquel hombre después de aquellas palizas. Aun así siguió en contacto con ella. La vida le daría unos tumbos más a su estabilidad emocional y aquellos valores en los que siempre había creído entrarían en desequilibrio. Una de sus hijas se había quedado embarazada siendo menor de edad y el padre les había abandonado antes de nacer la criatura. Ahora estaba criando sola a su hija. Por otro lado acababa de enterarse que dos de sus otros hijos estaban casados con personas de su mismo sexo y que uno de ellos estaba en vías de adopción mientras su otra hija había quedado embarazada mediante fecundación in-Vitro. Le quedaba el pequeño. Pensaba que había fracasado con cada hijo que ella había criado Y puso sus últimas esperanzas en él. Aún seguía sus principios e intentó inculcárselos.
Pero el tiempo fue pasando y cuando conoció a las respectivas parejas de sus dos hijos homosexuales y que ambas habían sido capaces de criar a sus respectivos hijos sin que les faltara nada, a lo que se uniría la buena educación que estaba recibiendo el pequeño criado por una madre soltera su visión del mundo fue cambiando junto a los valores y los principios que hasta ahora habían estado rigiendo su vida hasta darse cuenta definitivamente que lo importante era criarse en un hogar con gente que te quisiese y que no importaba orientación sexual ni que hubiese un hombre para llevar los pantalones como ella había estado creyendo durante toda su vida
Al darse cuenta de que en vez de una persona estaba criando a un engendro de la sociedad al haberlo separado de sus hermanos e intentar inculcarlo unos falsos valores optó por abrirse.

Share/Bookmark

0 comentarios: