Volver

Siento un mar de culpas
me quema el agua salada de mis lágrimas
y me medio hundo en arenas movedizas.
Tu cuerpo, lo tenía.
Tus manos, tu piel, tu boca.
Todo era mío.
Era el cielo,
imposible equivocarse.
Pero lo hice.
Cogí una dirección
y lo que tanto costó lo perdí.
Una oportunidad me has dado
Saldré a ver el sol medio apagado
o medio encendido
pero volveré a tu lado
pues es lo que quiero
volver.

Publicado en Revista Leguein Leguein

Comentarios

Entradas populares de este blog

The message

El cuartel