jueves, 17 de abril de 2008

Aquél Adios

Pierdo los sentidos
que un día hallé en ti.
Muerdo la cuerda,
arranco mis entrañas,
destrozo mi cuerpo
pues si mi alma ya se fué
no lo necesitaré más.

Ya no hay razón.
dejé de existir,
en aquel adiós.

Share/Bookmark

0 comentarios: